La demanda de viviendas para extranjeros en España sigue creciendo, consolidando niveles por encima del 13%

El último informe del Colegio de Registradores correspondiente al primer trimestre de 2018, publica el ranking de compra de vivienda por parte de extranjeros evidenciándose la clara recuperación del mercado inmobiliario y notable estabilidad, así como las preferencias territoriales de la demanda extranjera en España, definida principalmente como compra para atractivo turístico.

La demanda extranjera

En el primer trimestre del año, el 13,05% de las compras de viviendas correspondían a extranjeros, por debajo del 13,64% del cuarto trimestre de 2017. Esta disminución relativa, sin embargo, no se corresponde en valores absolutos ya que el número de operaciones ha crecido significativamente superando las 16.500 compraventas mientras que en el cuarto trimestre del año se situaban ligeramente por encima de las 15.000, sino que viene dado por el intenso crecimiento del total de las compraventas de viviendas aunque las ventas a extranjeros crecen a un ritmo similar al que lo hace el total manteniendo su peso de crecimiento estable en valores por encima del 13% con una tendencia creciente del número de compraventas.

Las nacionalidades de los demandantes de vivienda en España han mantenido su estabilidad, constatando la fuerza de las nacionalidades que encabezan el ranking. Así, los británicos continúan con su tradicional liderazgo, con el 14,59% de las compras por parte de extranjeros. En la segunda posición se sitúan los alemanes, con un 7,85% con un importante crecimiento en términos absolutos, provocando el descenso de los franceses a una tercera posición con un 7,64% de las compras de extranjeros. Las siguientes posiciones están ocupadas por los belgas con el 6,83%, los suecos (6,57%), italianos (5,77%), rumanos (5,41%) y marroquíes con el 4,51%, quedando el resto de nacionalidades por debajo del 4%.

Las diferencias territoriales de resultados son notables por lo que respecta a la demanda extranjera de vivienda. El perfil del demandante fundamentalmente es con fines turísticos, por lo tanto, las ubicaciones preferiblemente son de costa. Las comunidades autónomas más atractivas para la demanda extranjera es Baleares (31,72%), Canarias (29,62%) y la Comunidad Valenciana (26,47%). De estas comunidades autónomas, prácticamente una de cada tres ventas de viviendas se ha hecho a extranjeros, por lo que resultaría complicado analizar estos mercados sin tener en cuenta precisamente, el análisis de la demanda extranjera. Junto a estas tres comunidades, presentan resultados destacados también aquellas de alto atractivo turístico llamado de “sol y playa” como son Murcia (17,50%), Andalucía (13,97%) y Cataluña (11,64%).

La desagregación a nivel provincial permite captar las zonas con mayor intensidad de demanda de vivienda para extranjeros. De hecho, en el territorio se pueden apreciar grandes diferencias, así, mientras que dos de las provincias presentan resultados superiores al 40% de las ventas realizadas a extranjeros, ocho provincias se encuentran por debajo del 1% y 23 por debajo del 3 %. Concretamente, las provincias con un peso más significativo en el transcurso de toda la serie histórica son Alicante y Tenerife, que en este primer trimestre del año alcanzan porcentajes del 41,05% y 40,78% respectivamente.

Detrás de estas dos provincias y con resultados cercanos al 30%, se sitúan Baleares (31,72%), Málaga (30,57) y Girona (26,94%); por debajo del 20% siguen Las Palmas (19,78%), Almería (19,16%), Melilla (17,65%) y Murcia (17,50%); y, por encima del 10% sigue Tarragona (14,54%), Castellón (13,47%) y Ávila (10,82%).

Coyuntura del Sector. Mayo 2018